Archivo

Archive for the ‘Opinión’ Category

Cuando los “otros” no tiene voz

Foto cortesía de: kevinhurlt.blogspot.com

Eduardo Andino Espinoza

@eduardoandinoe

Tan desnaturalizada, manoseada y ultrajada está la libertad de expresión en nuestro país que hoy en día no es motivo de sorpresa encontrarnos, en ciertos medios de comunicación, con artículos que incitan al odio, la discriminación e, incluso, lo que es peor, con clases de moral y buenas costumbres.

Escudados tras la bandera de la libertad de expresión y haciendo uso de las grandes maquinarias de las empresas mediáticas, hay quienes piensan que los insultos, el pensamiento único o las burlas desmedidas en contra de sectores vulnerables son parte de este derecho universal que reza en los diversos instrumentos legales.

Y es que probablemente personas como Miguel Macías Carmigniani, autor del artículo: ¿Familia alternativa?, publicado en el diario El Comercio, “no tuvieron la oportunidad” de leer un poquito si quiera sobre lo que significa el respeto, la responsabilidad ulterior o, aún más, sobre el verdadero concepto de lo que es la libertad de expresión.

Seguramente, para un abogado de la talla de Carmigniani, los artículos de la Constitución Política del Ecuador, de la Convención Americana de Derechos Humanos o del Código Penal ecuatoriano, “le permiten” utilizar calificativos como el de “desadaptados sociales” para referirse a un sector de la sociedad que “tiene como único pecado”  haber optado por una tendencia sexual diferente a la suya.

A través del espacio  “democrático” y “respetuoso” de un medio de comunicación de alcance nacional, los límites de la libertad de expresión fueron vulnerados una vez más por parte de un señor que, con el beneplácito de los directivos del periódico o el descuido irresponsable de los mismos, publicó un seudo artículo de opinión carente de fundamentos que sostengan sus insultos.

Y ante esto me pregunto, ¿dónde están las organizaciones no gubernamentales que dicen luchar por el derecho a la liberta de expresión? ¿dónde están los medios de comunicación que exigen respeto por parte de las autoridades públicas? ¿dónde están aquellos líderes políticos que dicen defender nuestras garantías constitucionales?

Tal parece que todos salieron de vacaciones, se fueron de shopping o, quizá, no se enteraron de lo sucedido, pues de lo contrario “estoy seguro” que los medios hubieran utilizado páginas enteras para “exigir respeto”, clamar por una disculpa pública y condenar la pobre explicación ofrecida por El Comercio.

En fin, esto es lo que pasa cuando los “otros” no tienen voz ….

Análisis: Los políticos en las redes sociales

Asambleísta Galo Lara, Partido Sociedad Patriótica.

Facebook:

–       Las actualizaciones de estado provienen de Twitter. Ninguna es propia de Facebook, por lo cual los textos no sobre pasan los 140 caracteres.

–       De las primeras 20 actualizaciones de estado, 17 son críticas, denuncias y noticias en contra del Gobierno.

–       Las actualizaciones son acerca de temas coyunturales, estrictamente políticos.

–       10 personas han interactuado con el asambleísta en las 20 actualizaciones de estado.

–       Tiene 407 fotos. Todas referentes a política, campañas y sesiones en las diversas comisiones de la Asamblea Nacional.

Twitter:

–       Tiene 3271 seguidores.

–       Sigue a 744 personas.

–       4755 tweets.

–       Al igual que en Facebook, los contenidos de los tuits son ataques constantes a la labor del gobierno actual.

–       El Presidente de la República, Rafael Correa, es uno de los personajes a los cuales más ataca.

–       Los tuits no tienen firma de responsabilidad, por lo cual se asume que quien escribe es el propio legislador.

–       En los contenidos de los tuits no hay propuestas o información sobre proyectos o leyes que el asambleísta haya impulsado.

–    La interacción con sus seguidores es positiva. En la mayoría de los casos responde a las inquietudes, comentarios o sugerencias.

–       La emisión de tuits es constante. Por ejemplo, en la noche de hoy publicó 10 tuits en 22 minutos.

–       La fotografía difiere con la presentada en Facebook.

El asambleísta Lara busca proyectar una imagen totalmente contraria al gobierno actual y al proyecto político impulsado por el movimiento PAIS. A través de múltiples denuncias, fotos, comentarios y críticas, Lara se perfila como un legislador que intenta fiscalizar los actos de corrupción.

Sin embargo, sus cuenta no son aprovechadas para, por ejemplo, subir videos, entrevistas, audios y utilizar otras herramientas que le permitirían difundir de mejor manera su accionar en la política.

Además, tener entrelazadas su cuentas de Facebook y Twitter no es recomendable, pues el lenguaje y espacio difieren notablemente en ambos casos.

Asambleísta Virgilio Hernández, Alianza PAIS.

Facebook:

–       Las actualizaciones de estado provienen de los mensajes difundidos a través de Twitter.

–    Los contenidos se basan en promocionar su participación en medios de comunicación, foros y reuniones de la Asamblea Nacional.

–       No hay propuestas o informes sobre el trabajo que realiza.

–    No  existe interacción con los usuarios que le escriben. Incluso, muchos de ellos le hacen preguntas, pero no hay una respuesta.

–      Hay actualizaciones de estado que se refieren a su amor por Liga de Quito, ante lo cual tiene varios comentarios. Tampoco hay respuesta.

–       No existen videos, infografías u otras herramientas que pueden ayudarle a difundir su labor.

–       La imagen de perfil es una pintura que no permite reconocer a Hernández de forma simple.

Twitter:

–       Tiene 3371 seguidores.

–       Sigue a 483 personas.

–       1770 Tweets.

–      La página es atractiva. Tiene una plantilla propia que llama la atención por los colores, una caricatura del asambleísta y la foto de perfil.

–     Los contenidos se basan en promocionar su participación en medios de comunicación, foros y reuniones de la Asamblea Nacional.

–       Los tuits no tienen firma de responsabilidad, por lo cual se asume que quien escribe es el propio asambleísta.

–     A diferencia de Lara, Hernández no tuitea con mucha constancia. Hay ocasiones en que han pasado hasta cuatro días para volver a ver un tuit del legislador.

–       A diferencia de Facebook, aquí sí existe una comunicación de retorno con sus seguidores.

–       En su perfil hay un link que lleva al sitio web oficial de Hernández.

Aunque la publicación de contenidos no es tan continua como el anterior caso analizado, resulta más informativa y beneficiosa para el lector. Los tuits no se centran únicamente en ataques a sus rivales políticos, sino que, son informaciones sobre la agenda del asambleísta, su trabajo en la comisión de Asuntos Laborales y, de vez en cuando, sobre sus gustos o preferencias personales.

Mostrando la imagen de un político trabajador, de izquierda y plenamente identificado con movimiento PAIS, Hernández busca proyectarse como una figura joven, simpática y firme en sus convicciones.

Juan Carlos Cassinelli:

Facebook:

–       A 17.211 personas les gusta su página.

–       Los contenidos publicados son hechos desde y para Facebook. No son réplicas de su cuenta de Twitter.

–       Sus actualizaciones informan sobre reuniones y trabajos realizados en la Asamblea Nacional. Sin embargo, también se utiliza para hacer preguntas abiertas a los usuarios. Por ejemplo: “La Asamblea Nacional está debatiendo en la comisión de Justicia, el proyecto de Ley denominado “Nuevo Código Penal Integral”, ¿Están ustedes de acuerdo con la pena de muerte o con la cadena perpetua?.”

–       Hay buena reacción por parte de la gente, principalmente cuando se trata de responder a las preguntas planteadas.

–    Sin embargo, se comete el mismo error que en los otros casos analizados: casi siempre no hay respuesta por parte del asambleísta.

–      Pone a consideración de sus fans noticias, informaciones y videos de temas políticos, económicos y sociales que pueden ser de interés general.

–       La foto utilizada proyecta la imagen de un legislador serio, dedicado e inteligente.

–       La actualización de su página es constante. Se nota que alguien la maneja profesionalmente.

En comparación con los otros casos analizados en Facebook, el asambleísta Cassinelli es quien mayores resultados positivos ha tenido. Esto a pesar de que sigue cometiendo el error de abandonar a sus usuarios y no permitir que la comunicación se humanice más.

De igual forma, sería beneficioso para el legislador enriquecer la página con videos, audios y presentaciones de su trabajo. Esto ayudaría no solo a promocionar su labor, sino también daría la oportunidad de que la gente pueda emitir propuestas, sugerencias y comentarios. Es decir, demandar más de su representante.

Rafael Correa:

Twitter:

–       358.382 seguidores.

–       Sigue a 2 personas (Cristina Fernández y Hugo Chávez).

–       1789 tweets.

–     Los contenidos de sus tuits difieren notablemente de los casos analizados. El Presidente Correa utiliza la comunicación 2.0 para atender pedidos de la ciudadanía, dar órdenes a sus funcionarios y emitir su criterio en temas como la libertad de expresión, la justicia, la oposición a su gobierno, entre otros.

–     Al igual que en los otros casos, los tuits no tienen una firma de responsabilidad. Esto daría a entender que quien escribe todo es el Primer Mandatario.

–     La foto de su cuenta es acorde con lo que él quiere proyectar: un líder nacional proveniente de Alianza PAIS que lucha por el bienestar del Ecuador.

–    Utiliza su cuenta para resaltar determinadas obras de su gobierno. Esto no es constante, por lo cual no podría ser considerado como propaganda.

–   A través de su cuenta los ciudadanos pueden tener una comunicación más humana con el Presidente, ya que los mismos pueden denunciar actos ilícitos, solicitar ayuda o, simplemente, saludarlo.

–   Tal como indica José Luis Orihuela, en su libro “Mundo Twitter”, para el Presidente Correa esta red social es una aliada eficaz de la transparencia, pues los ciudadanos ejercen control sobre el trabajo real que desempeña.

Notas relacionadas:

El valor de las redes sociales para los políticos

Política 2.0. Uso de las redes sociales en la política

Los políticos en las redes sociales

Síguenos en Facebook

Twitter: @eduardoandinoe

Calero: Solo contrato a personas que sean buenos seres humanos y muy inteligentes

                                    La conferencia de prensa  duró alrededor de 1 hora.

Un día después del cierre de las 14 universidades en el país, Luis Adriano Calero, ejecutivo y miembro fundador de más de 10 compañías en Ecuador, Colombia y Perú, se mostró satisfecho con la decisión gubernamental.

“Si te respondo desde la parte emotiva: pobres muchachos. Pero si lo hago desde la intelectual: muy bien que las hayan cerrado, pues si el país no es riguroso, ‘mama’”. Esa fue la respuesta de Calero a la interrogante de uno de los 18 estudiantes de Periodismo de la Universidad de Las Américas (UDLA) que deseaba saber su criterio sobre la medida adoptada por el gobierno.

Vistiendo traje oscuro, camisa celeste y corbata amarilla, Calero dictó la conferencia de prensa sobre emprendedores en serie, el pasado 13 de abril en la UDLA.

Ahí, el empresario colombiano que reside en Ecuador y que es considerado como un emprendedor en serie, explicó algunos tips que le ayudaron a conseguir el éxito profesional. Pero además, catalogó a la educación en el país como “deficiente”.

“Los cambios en la Ley de Educación son buenos porque están obligando a las universidades a ser más rigurosas”, expresó el ejecutivo que también es miembro del directorio de la Fundación Junior Achievement Ecuador, organización sin fines de lucro que busca motivar a niños y jóvenes a emprender, liderar y trabajar en equipo para mejorar su calidad de vida.

Calero, quien trabajó desde los 14 años como controlador de bus, vendedor de pan y mensajero, se pagó sus estudios universitarios, obteniendo los títulos de Ingeniero Mecánico y Master en Ciencias de la Computación, además de un Diplomado en Management en el Instituto Tecnológico de Monterrey.

Actualmente es Gerente General y Director de red Partner Ecuador, así como de la compañía, recientemente formada, Heinsohn Tech S.A. Estos atributos, según el docente universitario de la clase de emprendimiento, Pablo Carrera, son propios de un emprendedor en serie, ya que los mismos se caracterizan por la búsqueda constante de nuevas oportunidades para invertir o generar negocios.

Sin embargo, para incursionar en este campo  Calero nunca tuvo como motivación el dinero, sino que, por el contrario, buscó  construir cosas y personas. “Yo solo contrato a personas que sean buenos seres humanos y muy inteligentes”, afirmó, haciendo énfasis en la importancia que para él tiene una educación de calidad.

                    Alfredo Negrete y Luis Adriano Calero luego de la conferencia de prensa en la UDLA

Según la Senescyt en las universidades cerradas estaban inscritos alrededor de 38.000 estudiantes, quienes pueden acogerse al plan de contingencia preparado por este organismo. El programa contempla que los universitarios que estén cursando los últimos niveles terminen sus estudios en la misma universidad, en un plazo máximo de 1 año.

Mientras que los alumnos que hayan aprobado el 50 % de los créditos y que les falte más de un año para culminar su carrera tienen dos opciones: continuar sus estudios en otra institución o acogerse a las carreras de titulación especial dando exámenes de ubicación.

Ante esto, Calero recomendó a los estudiantes a optar por educarse en instituciones de mejor calidad. “En Ecuador es necesario cambiar la cultura de la sociedad, pues se debe respetar la rigurosidad y la cientificidad. Es mejor estudiar en una buena universidad que en una mala”.

Este criterio lo comparte Alfredo Negrete, Decano de la Facultad de Comunicación de la UDLA, quien fue parte de los seis profesores que también escucharon al expositor colombiano y que, al igual que él, consideró como positiva la extinción de los centros educativos. “Es una decisión valiente porque nos enfrenta a una realidad que la hemos estado eludiendo. Nuestra educación superior, en gran medida, es mala”.

Finalmente, Calero añadió que es necesario que los docentes obtengan un título de PHD, ya que esto ayudaría a desarrollar la rigurosidad académica. “Las personas que tienen este título conocen el método científico y  son rigurosos al realizar una investigación. Entonces, este proceso de pensamiento después puede ser transmitido a los estudiantes”.

Notas relacionadas:

Biografía de Luis Adriano Calero

Luis Adriano Calero y Alfredo Negrete opinan sobre el cierre de las 14 universidades (audio)

Conozca la historia de una de las 38.000 alumnas afectadas con el cierre de las universidades (Video)

Bichi chi, le, le, le

Chile perdía con México por un gol de Araujo. Pero Borghi, en su presentación oficial después de Bielsa, metió gente adelante y La Roja lo dio vuelta gracias a Paredes y Vidal.

 

Las casas de apuestas tuvieron respiro. Se dio la lógica, al fin. Argentina, Brasil, Uruguay… Todos tropezaron en el debut. Chile no: en el primer partido oficial de la era Borghi, la Roja sacó chapa contra un juvenil México. Remontó un 0-1, mostró argumentos y sí, ganó. Toda una rareza y un logro en esta Copa América.

Ojo, Chile no fue una maravilla. El equipo de Borghi todavía es un híbrido: se juntan la presión y el dinamismo que pedía Bielsa con el esquema del Bichi, que aporta algo más de equilibrio en el mediocampo. De a ratos carece de ideas, se confunde. Pero, parece, a los jugadores no los marea la mezcla: desde que el ex Argentinos es DT no hubo derrotas (dos victorias y dos empates en amistosos).

Sí hubo susto. México, un equipo juvenil apenas reforzado, se encontró con el gol de Araujo de casualidad y, con una defensa cerrada y sólida, logró soportar los avances chilenos. A pesar de destellos de Mati Fernández y Alexis Sánchez, los caminos se cerraban. Y los fantasmas de los tropiezos de Argentina, Brasil y Uruguay sobrevolaban un San Juan copado por los transandinos.

Pero fue clave la marca y la constancia en el mediocampo, con Vidal y Medel como perros de presa: Chile nunca perdió el rumbo y el control de la pelota. Los goles llegaron de jugadas quietas, a través de Paredes y el mismo Vidal. Vale: el equipo demostró que tiene variedad de recursos en ofensiva.

En la Copa de los chicos, Chile se hizo grande. Jugó a un mismo ritmo todo el partido, tuvo presencia en la zona media, mostró una defensa sin sobresaltos y tiene individualidades que de a ratos desequilibran. Sí, este México no es parámetro. Pero en una Copa América que es una caja de sorpresas, el equipo de Borghi hizo la lógica. Las casas de apuestas, agradecidas.

Cortesía: Diario Olé, Lucas Guerrero.

Categorías:Opinión Etiquetas: , , ,

La comunicación está en debate

El pasado sábado 7 de mayo Ecuador vivió su octavo proceso electoral en lo que va del mandato del Presidente de la República, Rafael Correa. Esta vez los ecuatorianos acudimos a las urnas para aprobar o desaprobar las tesis del gobierno planteadas a través de una consulta popular y referéndum. Una de las interrogantes se refirió a la creación de un Consejo de Regulación para los medios de comunicación, el cual según los criterios oficialistas tiene como finalidad salvaguardar los intereses ciudadanos ante los abusos de cierta prensa a la que califica como “corrupta”.  Pero, ¿es una medida que en realidad tiene como objetivo lo mencionado por el régimen? O, ¿es una estrategia política que busca aglutinar más poder?

Hernán Reyes, sociólogo y catedrático de la universidad Simón Bolívar, en el libro “Políticas de Comunicación en el Capitalismo Contemporáneo”, sostiene que “la mezcla de intereses políticos, económicos y judiciales es incompatible  con un manejo de medios de comunicación sano, independiente y atento únicamente a los intereses de la comunidad”[1].

Dichas palabras son acertadas, pero muy lejanas a la realidad nacional. Actualmente el clima de los medios de comunicación no es el mejor, pues la constante pugna de poderes entre el gobierno y los medios privados ha devenido en un ambiente muy hostil. Desde la asunción al poder del Presidente Correa en el 2007, los medios y ciertos periodistas han sido blanco de un sinnúmero de críticas. Muchas de ellas fundamentadas y otras con grandes visos políticos.

Por esta razón, desde octubre del 2009 la Asamblea Nacional, por mandato constitucional, emprendió la creación de una Ley de Comunicación. Este marco legal llegó al Legislativo con tres visiones disímiles, pues los asambleístas opositores Cesar Montufar (Concertación Nacional Democrática) y Lourdes Tibán (Pachacutik) presentaron sus proyectos de Ley. A estos se sumó el del oficialista Rolando Panchana.  Los tres con diferencias trascendentales en artículos como el referido a la creación de un Consejo de Comunicación y sus integrantes.

Estas divergencias hicieron que el debate se alargue y los resultados no sean nada favorables, pues ha pasado más de año y medio y el país aún no cuenta con una Ley de Comunicación. ¿Las razones?, la pugna entre dos poderes que buscan precautelar sus intereses: los medios privados y el gobierno.

Ambos han caído en una lucha constante por defender sus posturas. Los primeros se han autoproclamado “irrestrictos defensores de la tan manoseada libertad de expresión”. Mientras que los segundos  se han convertido en potenciales acusadores hacía un periodismo que responde a conveniencias personales.

En primera instancia la idea del régimen es buena, por no decir excelente. Su postura de exigir un mejor trabajo periodístico es saludable para todo colectivo social, fundamentalmente para quienes ejercen este oficio. El problema está en que el régimen no predica con el ejemplo, ya que tanto los medios incautados como los públicos (estos últimos con mayor responsabilidad social) demuestran una carestía inmensa en su labor profesional, pero sobre todo, en su compromiso con la sociedad.

Basta con cada mañana prender el televisor para encontrarnos con sorpresas desagradables que lo único que hacen es acrecentar la apatía por una labor tan venida a menos, pero tan necesaria para el desarrollo de los pueblos como es el periodismo.

Lamentablemente el régimen ha sucumbido ante las garras de una gobernabilidad mediática. Esto ha hecho que los medios que están en su poder sean aprovechados para el beneficio político y no para demostrar un verdadero accionar periodístico.

Ahora, una vez que aparentemente el triunfo del sí en la consulta parece consolidarse, los legisladores están obligados a redactar lo que manda la Constitución: una Ley de Comunicación.

Pero, ¿cuál es la Ley que merece el Ecuador si tanto medios y gobierno están equivocados? El eje central gira alrededor de los miembros que conformarán el Consejo de Regulación de Medios, pues es ahí donde se tomarán las decisiones de qué es bueno y qué es malo para la ciudadanía. Por este motivo, es de suma importancia que este organismo no esté supeditado ni al poder político ni al poder empresarial de los propietarios de los medios, ya que quienes van a ser regulados no pueden ser entes reguladores.

Esta oportunidad que tiene el país de crear una Ley que beneficie al desarrollo de la comunicación debe ser aprovechada, no menoscaba por ciertos dogmas mercantiles o partidistas, sino ejecutada a fin de terminar con aquellos que se hacen llamar “periodistas”, pero que no merecen ni el calificativo de chismosos.

Aquí un reportaje sobre el tema:


[1] Políticas de Comunicación en el Capitalismo Contemporáneo, Susana Cel, coordinadora. Monopolios mediáticos y juego sucio en la política, Hernán Reyes. Pag 163. Quito- Ecuador.

Categorías:Opinión Etiquetas: , , , ,

Tú tienes el poder de acción

Caricatura cortesía de: http://www.ddhhcolombia.org.co/node/202


¿En qué consiste la libertad? Con esta interrogante, el filósofo español Fernando Savater, inicia su libro denominado: “El valor de elegir”. Sin duda que no será solo la pregunta de Savater, sino la de muchos, en la que me incluyo, ya que en el transcurso de mi vida han sido varias las ocasiones en que mi mente ha divagado buscando el significado de la tan añorada palabra.

Ahora bien, el filósofo nos plantea varias preguntas en referencia a este tema:

“¿Existe realmente la libertad? ¿Es algo que tengo antes de saberlo, algo que solo adquiero al saber que lo tengo o algo que para tenerlo debo renunciar a saber con precisión qué es? ¿Soy capaz de libertad o soy libertad y por ello capaz de ser humano?”.

Como él mismo lo manifiesta son muchas incógnitas por despejar, las mismas que, aparentan ser un dilema sin fin…

Comparto el criterio de Savater, quien expresa que “libertad ha sido uno de los conceptos históricamente más sobrecargados”. Sin embargo, me gustaría añadir que, a causa de dicha sobrecarga, el tema de la libertad ha sido manoseado por quienes han tenido o buscan tener el poder social. Para muestra basta un botón, dice un conocido refrán popular. Y es que sin irnos muy lejos en el tiempo y, peor aún, salir de nuestro territorio podemos observar el continuo y despistado debate acerca de la libertad de expresión en el Ecuador, el cual tiene a dos poderes en disputa por arrebatarle el poder al otro: La guerra medios de comunicación vs Gobierno.

En esta batalla, forjada hace aproximadamente tres años, momento en que llegó a la presidencia de la República Rafael Correa, tanto medios como gobierno han recurrido al ultraje constante de este término. De este modo, como menciona el escritor, la palabra ha tenido diversas variantes y ha sido empleado desde distintas aristas, ya sea para:

“Designar las condiciones sociales de quienes no padecían esclavitud o de los ciudadanos de las polis no sometidas al arbitrio de otras, así como para nombrar la capacidad del alma de rebelarse o acatar la Ley de Dios, para celebrar la ausencia de coacciones del sujeto agente, para señalar derechos políticos o económicos, para ensalzar la creatividad del artista y para distinguir a determinadas naciones del mundo sometidas al capitalismo de los particulares de otras que sufren el capitalismo del Estado, etc., etc…”.

No obstante, es importante resaltar las sabias palabras del filósofo alemán, Nietzsche, recogidas en el texto de Savater: “solo los términos al margen de la historia –en la medida en que tal milagro sea posible- admiten una definición mínimamente convincente. De modo que podemos definir bastante bien qué es el número dos, pero no qué es la democracia o la justicia”. Criterio que podría justificar, al menos en algo, los continuos y ambiguos debates que se han formulado acerca de este tema.

Por otro lado, hay que mencionar que el español inicia su obra haciendo un análisis retrospectivo de la historia humana y su relación con su entorno, especialmente animal. Su primera parte, “Antropología de la libertad”, es un estudio histórico muy escueto, ya que aborda temas aparentemente disimiles, pero que  en el texto se llegan a relacionar de manera casi perfecta. Es el caso de las controversiales y muy polémicas tesis acerca del origen del hombre. Para ello, toma la obra fundamental, denominada “El Hombre. Su naturaleza y su lugar en el mundo”, de Arnold Gehlen, quien hace una observación sobre la imagen que los hombres se hacen de sí mismos y de su rango específico entre los demás seres”.

Es esta retrospectiva la que me permite comprender otros temas como el libre albedrio y la capacidad de razonar, cualidades que diferencian al ser humano de las demás especies existentes en el mundo. Vuelvo a coincidir con Savater cuando hace varias analogías entre los atributos específicos que tienen los animales, como por ejemplo:

“El ojo se convierte en microscopio (aunque a causa de ellos deja de ver a cierta distancia), las extremidades sirven para trepar (aunque no para andar) o para nadar (aunque solo se arrastran fuera del agua), la mandíbula adquiere fuerza trituradora excepcional (aunque ello implique sacrificar a los músculos parte de la capacidad craneal), la zarpa es capaz de aplastar cualquier testuz (aunque no sirve para tocar el piano), etc”.

Analogías que denotan que la aparente desventaja del ser humano, es una ventaja si la sabemos manejar correctamente, debido a que nosotros no somos como las otras especies que “sirven muy bien para lo que sirven pero para nada más”. Los humanos, por el contrario, somos seres desespecializados como dice Michel Serres, que terminamos por hacer todo, utilizando todas nuestras herramientas –no definidas en un solo ámbito- en los diversos campos que la vida nos requiera. Si queremos comer utilizamos la boca, dentadura y lengua, pero si queremos silbar también utilizamos la boca; asimismo, si no somos capaces de soportar un invierno destructor buscamos las formas para trasladarnos a vivir a otro sector donde nuestro cuerpo se adapte plácidamente. Todo ello es actuar, capacidad que según Aristóteles los animales no tienen.

“Actuar no es sólo ponerse en movimiento para satisfacer un instinto, sino llevar a cabo un proyecto que trasciende lo instintivo hasta volverlo irreconocible o suplir su carencia. Las actuaciones tienen  que ver con diseños de situaciones virtuales que no se dan en el presente, con el registro simbólico de posibilidades que no se agotan en el cumplimiento de paradigmas establecidos en el pasado sino que se abren a futuros inéditos e incluso disidentes, La acción está vinculada a la previsión pero también a lo imprevisto: es intentar prever jugando con lo imprevisible y contando con su incertidumbre. El ser activo no sólo obra a causa de la realidad sino que activa la realidad misma, la pone en marcha de un modo que sin él nunca hubiera llegado a ocurrir”.

Volviendo a la coyuntura que ataña a nuestro país, mencionado al inicio de este escrito, y con lo expuesto por el autor líneas más abajo, considero indispensable que las personas asimilemos la innata realidad universal que reside en nosotros: la libertad de acción.

Es precisamente esa libertad la que nos debe guiar a buscar horizontes fructíferos para el bienestar todos (as), es aquí donde  debemos buscar el placer de vivir el día a día, ya que como se dice en el texto: “el placer no es un medio instrumental para conseguir nada, ni siquiera es un fin en sí mismo, sino la evaporación gozosa de la distinción entre fines y medios, sin antes ni después”.

Finalmente, como uno de los tantos ciudadanos que está cansado de un debate que carece de fundamentos y padece de legitimidad, quiero invitar a Gobierno y medios a promulgar un verdadero encuentro de ideas, donde sobresalgan las posturas que mayor asidero social tengan en torno a nuestra libertad, nuestra verdadera libertad, no la que han querido hacernos creer que es… El poder es tuyo… ¡solo actúa!

Eduardo Andino Espinoza

¿Cómo debe manejar la prensa el límite de la orientación y la manipulación?

abril 29, 2011 1 comentario


La libertad de expresión se ha convertido en el debate central de la mayoría de países de América Latina en la última década. “Supuestos atentados a la libertad de expresión”, “abusos de los gobiernos de turno”, y “excesos de los medios de comunicación” han encendido la discusión.

Por ejemplo, la Sociedad Interamericana de Prensa (SIP) ha emitido diversos comunicados en contra de los gobiernos de Venezuela y Ecuador, manifestando que se está o se pretende violentar la libertad de prensa en dichas naciones. Esto como consecuencia de la promulgación de marcos legales que regulen la comunicación. Esta organización, que la conforman los medios privados, culpa a los mandatarios de querer acaparar la comunicación y coartar la libertar de expresión para satisfacer sus intereses políticos.

Sin embargo, la realidad tiene otras aristas. La SIP no menciona los crasos errores que la prensa ha cometido, peor aún la injerencia política que esta ha tenido. En Venezuela, en el año 2002, durante el paro- sabotaje que tuvo que afrontar el Presidente, Hugo Chávez, los medios privados emitieron durante 63 días más de 16.000 cuñas políticas en contra del régimen.

Pero Ecuador no se queda atrás. Desde la llegada del Presidente de la República, Rafael Correa, en enero del 2007, la confrontación entre el gobierno y los medios se ha acrecentado de manera vertiginosa. Muestra de ello son los constantes ataques entre ambos bandos (gobierno y medios privados), los cuales han llegado a niveles deplorables. La intención de Correa de terminar con “el abuso” de ciertos medios ha provocado que estos emprendan campañas directas en contra de su mandato. Jorge Ortíz, ex presentador del canal Teleamazonas, acusó al régimen de violentar la libertad de expresión, además de calificarlo como un gobierno “totalitario y monárquico”. Similares expresiones fueron las vertidas por el ex presentador de noticias y actual activista político, Carlos Vera, cuando expresaba su rechazo al gobierno y las acciones que este emprendía en torno a la comunicación.

No obstante, el gobierno en su intento de “desmonopolizar” los medios de comunicación aprovechó para hacerse de 14 medios de comunicación que fueron incautados y que hasta la presente fecha no son vendidos, como ordena la Ley. De esta manera, Correa ha visto en la comunicación una de sus mayores armas para mantener su liderazgo en el país. La creación de medios públicos aparentaba una nueva era en la comunicación ecuatoriana, lo cual a los pocos meses fue una ilusión que de a poco se desvaneció. Dichos medios han pasado de ser públicos a gubernamentales, lo cual hace que el Ecuador no pueda gozar de una verdadera prensa que esté al servicio de la colectividad, más no al de un grupo económico o político.

En el país aún sigue vigente la Ley de Radiodifusión aprobada en la dictadura del ex Presidente, Rodríguez Lara,  a la espera de que la Asamblea Nacional  apruebe el proyecto de Ley de Comunicación, el mismo que hasta el momento establece el fortalecimiento de los medios comunitarios. Medios que a la larga deberán significar la verdadera democratización de un derecho de todos: la comunicación. Son estos los que deberán impedir que minoritarios sectores quieran posicionar sus dogmas y preceptos en el imaginario de los ciudadanos.

Eduardo Andino Espinoza

Categorías:Opinión Etiquetas: , ,