Inicio > Salud > “Alquilo mis caballos y me gano unos dólares para mis desayunos”

“Alquilo mis caballos y me gano unos dólares para mis desayunos”

TESTIMONIO

Estalin Moreno, de ocho años, alquila sus caballos todos los fines de semana en el centro recreacional El Boliche para ganar dinero y ayudar a sus padres.

Despierto en mi cama envuelto  en una cobija que no me calienta. Saludo a papá y mamá para sentarme a la mesa de plástico junto a ellos y comer un pan remojado en un café hirviendo que me sostendrá hasta la tarde, cuando vuelva de El Boliche.

Salgo de mi cuarto, de mi casa celeste, en la Romería. Voy a buscar a mis dos animalitos  que a pesar de que son grandes, yo les digo así, porque les tengo mucho cariño. Son mis caballos, con los que trabajo desde hace tiempo para ayudar a mis papás.

Casi a las siete llego al parque, y hasta que lleguen los turistas me acuesto bajo un árbol que hay ahí y que me tapa del sol o de la  lluvia, cuando llueve. A veces espero poco, a veces espero mucho,  pero conversando con la gente, el tiempo pasa rápido.

Mientras arreglo las monturas de mis animales que están junto a las alpacas, ya se oye el sonido del tren. Viene cargado de gente, ojalá quieran montar mis bestias, pienso.

La mayoría de los que se baja tiene uniformes de deporte. Son ecuatorianos. Me acerco y les converso sobre mis animalitos, les digo el precio y cuánto dura la montada: 1 dólar por diez minutos.  En este caso, nadie quiso. Pero después, apareció una pareja de enamorados que sí quisieron dar el paseo en caballo. Rápido les ayudé y les enseñé a montar. Al final, ya tuve 2 dólares.

Cuando hay gente, me llevo unos cinco  o seis dólares, y cuando no, unito o dos. No importa si es mucho o poco, porque cualquier cantidad es buena para ayudar a mis papás, aunque sea para pagar la comida del desayuno.

Ya cuando es de tarde, empieza a hacer frío, eso significa que es hora de regresar a la casa. Me monto en un caballo  y al otro lo llevo arriado con la soga.  Así son mis fines de semana cuando no pasa nada, no estoy enfermo ni me llevan a algún lado. Después cuando llego a la casa, tengo que ponerme a hacer los deberes para el lunes ir otra vez a la escuela.

Anuncios
Categorías:Salud
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: