Periodismo para jóvenes, hecho por jóvenes

Cuando los “otros” no tiene voz

Foto cortesía de: kevinhurlt.blogspot.com

Eduardo Andino Espinoza

@eduardoandinoe

Tan desnaturalizada, manoseada y ultrajada está la libertad de expresión en nuestro país que hoy en día no es motivo de sorpresa encontrarnos, en ciertos medios de comunicación, con artículos que incitan al odio, la discriminación e, incluso, lo que es peor, con clases de moral y buenas costumbres.

Escudados tras la bandera de la libertad de expresión y haciendo uso de las grandes maquinarias de las empresas mediáticas, hay quienes piensan que los insultos, el pensamiento único o las burlas desmedidas en contra de sectores vulnerables son parte de este derecho universal que reza en los diversos instrumentos legales.

Y es que probablemente personas como Miguel Macías Carmigniani, autor del artículo: ¿Familia alternativa?, publicado en el diario El Comercio, “no tuvieron la oportunidad” de leer un poquito si quiera sobre lo que significa el respeto, la responsabilidad ulterior o, aún más, sobre el verdadero concepto de lo que es la libertad de expresión.

Seguramente, para un abogado de la talla de Carmigniani, los artículos de la Constitución Política del Ecuador, de la Convención Americana de Derechos Humanos o del Código Penal ecuatoriano, “le permiten” utilizar calificativos como el de “desadaptados sociales” para referirse a un sector de la sociedad que “tiene como único pecado”  haber optado por una tendencia sexual diferente a la suya.

A través del espacio  “democrático” y “respetuoso” de un medio de comunicación de alcance nacional, los límites de la libertad de expresión fueron vulnerados una vez más por parte de un señor que, con el beneplácito de los directivos del periódico o el descuido irresponsable de los mismos, publicó un seudo artículo de opinión carente de fundamentos que sostengan sus insultos.

Y ante esto me pregunto, ¿dónde están las organizaciones no gubernamentales que dicen luchar por el derecho a la liberta de expresión? ¿dónde están los medios de comunicación que exigen respeto por parte de las autoridades públicas? ¿dónde están aquellos líderes políticos que dicen defender nuestras garantías constitucionales?

Tal parece que todos salieron de vacaciones, se fueron de shopping o, quizá, no se enteraron de lo sucedido, pues de lo contrario “estoy seguro” que los medios hubieran utilizado páginas enteras para “exigir respeto”, clamar por una disculpa pública y condenar la pobre explicación ofrecida por El Comercio.

En fin, esto es lo que pasa cuando los “otros” no tienen voz ….

Análisis: Los políticos en las redes sociales

Asambleísta Galo Lara, Partido Sociedad Patriótica.

Facebook:

–       Las actualizaciones de estado provienen de Twitter. Ninguna es propia de Facebook, por lo cual los textos no sobre pasan los 140 caracteres.

–       De las primeras 20 actualizaciones de estado, 17 son críticas, denuncias y noticias en contra del Gobierno.

–       Las actualizaciones son acerca de temas coyunturales, estrictamente políticos.

–       10 personas han interactuado con el asambleísta en las 20 actualizaciones de estado.

–       Tiene 407 fotos. Todas referentes a política, campañas y sesiones en las diversas comisiones de la Asamblea Nacional.

Twitter:

–       Tiene 3271 seguidores.

–       Sigue a 744 personas.

–       4755 tweets.

–       Al igual que en Facebook, los contenidos de los tuits son ataques constantes a la labor del gobierno actual.

–       El Presidente de la República, Rafael Correa, es uno de los personajes a los cuales más ataca.

–       Los tuits no tienen firma de responsabilidad, por lo cual se asume que quien escribe es el propio legislador.

–       En los contenidos de los tuits no hay propuestas o información sobre proyectos o leyes que el asambleísta haya impulsado.

–    La interacción con sus seguidores es positiva. En la mayoría de los casos responde a las inquietudes, comentarios o sugerencias.

–       La emisión de tuits es constante. Por ejemplo, en la noche de hoy publicó 10 tuits en 22 minutos.

–       La fotografía difiere con la presentada en Facebook.

El asambleísta Lara busca proyectar una imagen totalmente contraria al gobierno actual y al proyecto político impulsado por el movimiento PAIS. A través de múltiples denuncias, fotos, comentarios y críticas, Lara se perfila como un legislador que intenta fiscalizar los actos de corrupción.

Sin embargo, sus cuenta no son aprovechadas para, por ejemplo, subir videos, entrevistas, audios y utilizar otras herramientas que le permitirían difundir de mejor manera su accionar en la política.

Además, tener entrelazadas su cuentas de Facebook y Twitter no es recomendable, pues el lenguaje y espacio difieren notablemente en ambos casos.

Asambleísta Virgilio Hernández, Alianza PAIS.

Facebook:

–       Las actualizaciones de estado provienen de los mensajes difundidos a través de Twitter.

–    Los contenidos se basan en promocionar su participación en medios de comunicación, foros y reuniones de la Asamblea Nacional.

–       No hay propuestas o informes sobre el trabajo que realiza.

–    No  existe interacción con los usuarios que le escriben. Incluso, muchos de ellos le hacen preguntas, pero no hay una respuesta.

–      Hay actualizaciones de estado que se refieren a su amor por Liga de Quito, ante lo cual tiene varios comentarios. Tampoco hay respuesta.

–       No existen videos, infografías u otras herramientas que pueden ayudarle a difundir su labor.

–       La imagen de perfil es una pintura que no permite reconocer a Hernández de forma simple.

Twitter:

–       Tiene 3371 seguidores.

–       Sigue a 483 personas.

–       1770 Tweets.

–      La página es atractiva. Tiene una plantilla propia que llama la atención por los colores, una caricatura del asambleísta y la foto de perfil.

–     Los contenidos se basan en promocionar su participación en medios de comunicación, foros y reuniones de la Asamblea Nacional.

–       Los tuits no tienen firma de responsabilidad, por lo cual se asume que quien escribe es el propio asambleísta.

–     A diferencia de Lara, Hernández no tuitea con mucha constancia. Hay ocasiones en que han pasado hasta cuatro días para volver a ver un tuit del legislador.

–       A diferencia de Facebook, aquí sí existe una comunicación de retorno con sus seguidores.

–       En su perfil hay un link que lleva al sitio web oficial de Hernández.

Aunque la publicación de contenidos no es tan continua como el anterior caso analizado, resulta más informativa y beneficiosa para el lector. Los tuits no se centran únicamente en ataques a sus rivales políticos, sino que, son informaciones sobre la agenda del asambleísta, su trabajo en la comisión de Asuntos Laborales y, de vez en cuando, sobre sus gustos o preferencias personales.

Mostrando la imagen de un político trabajador, de izquierda y plenamente identificado con movimiento PAIS, Hernández busca proyectarse como una figura joven, simpática y firme en sus convicciones.

Juan Carlos Cassinelli:

Facebook:

–       A 17.211 personas les gusta su página.

–       Los contenidos publicados son hechos desde y para Facebook. No son réplicas de su cuenta de Twitter.

–       Sus actualizaciones informan sobre reuniones y trabajos realizados en la Asamblea Nacional. Sin embargo, también se utiliza para hacer preguntas abiertas a los usuarios. Por ejemplo: “La Asamblea Nacional está debatiendo en la comisión de Justicia, el proyecto de Ley denominado “Nuevo Código Penal Integral”, ¿Están ustedes de acuerdo con la pena de muerte o con la cadena perpetua?.”

–       Hay buena reacción por parte de la gente, principalmente cuando se trata de responder a las preguntas planteadas.

–    Sin embargo, se comete el mismo error que en los otros casos analizados: casi siempre no hay respuesta por parte del asambleísta.

–      Pone a consideración de sus fans noticias, informaciones y videos de temas políticos, económicos y sociales que pueden ser de interés general.

–       La foto utilizada proyecta la imagen de un legislador serio, dedicado e inteligente.

–       La actualización de su página es constante. Se nota que alguien la maneja profesionalmente.

En comparación con los otros casos analizados en Facebook, el asambleísta Cassinelli es quien mayores resultados positivos ha tenido. Esto a pesar de que sigue cometiendo el error de abandonar a sus usuarios y no permitir que la comunicación se humanice más.

De igual forma, sería beneficioso para el legislador enriquecer la página con videos, audios y presentaciones de su trabajo. Esto ayudaría no solo a promocionar su labor, sino también daría la oportunidad de que la gente pueda emitir propuestas, sugerencias y comentarios. Es decir, demandar más de su representante.

Rafael Correa:

Twitter:

–       358.382 seguidores.

–       Sigue a 2 personas (Cristina Fernández y Hugo Chávez).

–       1789 tweets.

–     Los contenidos de sus tuits difieren notablemente de los casos analizados. El Presidente Correa utiliza la comunicación 2.0 para atender pedidos de la ciudadanía, dar órdenes a sus funcionarios y emitir su criterio en temas como la libertad de expresión, la justicia, la oposición a su gobierno, entre otros.

–     Al igual que en los otros casos, los tuits no tienen una firma de responsabilidad. Esto daría a entender que quien escribe todo es el Primer Mandatario.

–     La foto de su cuenta es acorde con lo que él quiere proyectar: un líder nacional proveniente de Alianza PAIS que lucha por el bienestar del Ecuador.

–    Utiliza su cuenta para resaltar determinadas obras de su gobierno. Esto no es constante, por lo cual no podría ser considerado como propaganda.

–   A través de su cuenta los ciudadanos pueden tener una comunicación más humana con el Presidente, ya que los mismos pueden denunciar actos ilícitos, solicitar ayuda o, simplemente, saludarlo.

–   Tal como indica José Luis Orihuela, en su libro “Mundo Twitter”, para el Presidente Correa esta red social es una aliada eficaz de la transparencia, pues los ciudadanos ejercen control sobre el trabajo real que desempeña.

Notas relacionadas:

El valor de las redes sociales para los políticos

Política 2.0. Uso de las redes sociales en la política

Los políticos en las redes sociales

Síguenos en Facebook

Twitter: @eduardoandinoe

Creative Commons, una oportunidad para compartir tus creaciones

¿Qué se te viene a la mente cuando escuchas o lees la palabra derechos de autor? Probablemente te imaginarás una muralla trazada por autores de libros y  canciones que buscan precautelar sus creaciones de la vertiginosa piratería. O tal vez, pensarás que es el derecho legítimo de quien crea un producto y lo cuida del robo despiadado esparcido en los últimos años a nivel mundial.

Sin embargo, estas concepciones pueden cambiar gracias a Creative Commons. Organización sin fines de lucro que permite el intercambio, uso de la creatividad y conocimiento por medio de herramientas legales totalmente gratuitas.

Basados en aprovechar positivamente la web 2.0 y con el objetivo de dar a la gente el derecho a compartir sus creaciones a través del Internet, Creative Commons ha logrado atraer a empresas como Google y Flickr. “Creative Commons permite conservar la propiedad intelectual y ayuda a compartir información autorizada por los autores”, explicó Carlos Correa, líder de la organización en Ecuador, creada en abril de 2008.

Por medio de una videoconferencia con los estudiantes de periodismo digital de la Universidad de Las Américas,  desarrollada el viernes 18 de mayo, Correa enseñó los beneficios que brinda la organización. “No somos un colectivo de personas que promueve el plagio. Al contrario, buscamos impulsar la sociedad del conocimiento, pues ésta es la principal productora de riqueza”.

Según el sitio web de Creative Commons usted puede ser parte de esta organización aceptando las licencias de derecho de autor, las cuales permiten compartir su trabajo con otros usuarios. “Las licencias CC permiten cambiar fácilmente los términos de los derechos de autor de la omisión de todos los derechos reservados a  algunos derechos reservados “.

Finalmente, Correa puso como ejemplo al músico ecuatoriano Delfín Quishpe, quien a su criterio ha sabido aprovechar las bondades del Internet. “En el tema artístico hay mucha tela que cortar. El problema no es el Internet, sino el modelo de negocio que tiene que cambiar. Delfín es una muestra de que el Internet no es una amenaza, sino una herramienta”.

Notas relacionadas:

¿Quién usa Creative Commons? 

Creative Commons Ecuador

Creative Commons España

Síguenos en Facebook